...

ULTIMA HORA

miércoles, 11 de junio de 2008

PORTUGAL YA ESTA EN CUARTOS.


Con más problemas de los esperados sumó Portugal su segunda victoria.
La selección lusa se vio sorprendida por una República Checa que ni mucho menos saltó al Stade de Genève a verlas venir.

El planteamiento de Karel Bruckner, junto con el despliegue físico de sus hombres en la primera mitad, impidió que viéramos durante un buen rato a la Portugal del primer encuentro, pero comandados por un gran Deco y un Ronaldo que se entonó en el último tramo del choque, los de Scolari demostraron que tienen recursos para superar rivales incómodos como los de esta tarde.
El encuentro comenzó movidito. Deco adelantó a Portugal a los 8 minutos en una jugada con algo de fortuna.
Primero una pared entre Ronaldo y Nuno Gomes que el delantero devolvió al sitio bueno pegándole de mala manera, un rechace de Cech que tras rebañar el balón al del United va a parar a los pies de Deco, que chuta primero contra las manos del guardameta y luego por debajo de las piernas de un defensor.
Portugal se encontró con un tanto que no había salido a buscar descaradamente. Estaban calentando motores cuando se vieron por delante en el marcador. No sabíamos si quiera como iba a plantear el encuentro Chequia. Portugal sí, los favoritos, y ellos lo son, imponen su estilo, o al menos lo intentan.
Pocos minutos fueron necesarios para disipar las dudas. Los hombres de Bruckner dejaron atrás la pobre imagen dada en el anterior encuentro ante Suiza, y sin la presión del debut y de enfrentarse a un equipo apoyado por todo un estadio, trataron de controlar el encuentro.
A su modo. Es evidente que no tienen la clase lusa en el centro del campo, pero les sobra garra y, por lo visto tras un palo como el que se llevaron, también convicción.
El empate llegó a balón parado. No es ningún secreto que es el mejor arma de los checos, y lo aprovecharon a la salida de un córner. Sionko arrasó dentro del área y su cabezazo no encontró oposición hasta que llegó a la red. La defensa de Portugal estuvo muy flojita.

Habían pasado sólo quince minutos, y el empate pesó a los portugueses. Ninguno de ellos esperaba un encuentro tan complicado, menos tras el gol del inicio. La República Checa lo estaba bordando tácticamente, taponando el gran caudal creativo del rival, con un Moutinho desapercibido. Prácticamente borraron a Cristiano, iba perdiendo los nervios poco a poco y tenía algún roce con los defensas.
Las bandas portuguesas apenas crearon peligro en la primera mitad. La mayor parte de las ocasiones llegaron por el centro y mediante disparos lejanos, los más claros, de Cristiano que atajó Cech, y de Deco que se marchó alto por poco.

Los checos por su parte seguían sorprendiendo. El equipo notaba la falta de un hombre como Rosicky, pero a falta de imaginación intentaban darle velocidad a las transiciones, ser verticales. A falta de Koller, no había un referente claro en el ataque, no había nadie que fijara a la defensa. A cambio se ganaba en movilidad. Baros, sin ofrecer ni de lejos su mejor versión, cumplió. Se movió por todo el campo y cayó a la banda para ayudar en la salida del balón y aprovechar su velocidad. Aprovechando sus armas, agotaron la primera mitad sin pasar más apuros.
Se impone la clase portuguesa
Portugal mejoró mucho en el arranque de la segunda mitad. Los de Scolari por fin empezaron a realizar su juego. Volvió el toque coherente y veloz, el juego por las bandas y Portugal fue metiendo al rival poco a poco en su campo. Cierto es que los checos parecieron salir más a mantener el empate que a buscar la victoria. Retrasaron la línea de presión y se limitaron a esperar atrás.
Deco y compañía lo agradecieron. La salida del balón se hizo más sencilla y en las inmediaciones del área, el aún jugador del Barcelona puso la chispa. Se puso las pilas Simao, que había hecho una primera parte muy pobre y Cristiano, aunque se desesperaba al ver que no le salía nada, lo intentaba todo.
Cuando el dominio portugués era ya total llegó el segundo tanto portugués. El tanto nació en por la derecha, donde Deco recibió el balón en un claro despiste de la defensa checa, y se inventó un gran pase a las botas de un Cristiano que golpeó de primeras. Cech, algo tapado, no pudo hacer nada. Se estrenaba la estrella del torneo, pero la figura del choque seguía siendo Deco, que era ya el dueño del encuentro.

Tras el tanto no tuvo Chequia tanta capacidad de reacción como en la primera mitad. Quedaba aún mucho tiempo por delante pero las ocasiones llegaron a cuenta gotas. La más clara se hizo esperar, en un remate de Sionko que Ricardo despejó a corner. Baros demostró la misma falta de gol que Nuno Gomes (escuchó algunos pitos al ser sustituido).

Antes del pitido final los checos vieron como se incrementaba el castigo. De nuevo Deco se saca un gran pase que sorprende a todos y deja solo a Cristiano Ronaldo ante Cech. El '7' sólo tuvo que ceder el balón para que Quaresma anotara a placer.

3 comentarios:

lottery results dijo...

Kanami sang imo blog. Daw spaghetti.

lotto tickets dijo...

Concentrate to the things that could give information to the people.

lotto winning numbers dijo...

And also we ensure that when we enter in this specific blog site we see to it that the topic was cool to discuss and not a boring one.

CLASIFICACION:

RESULTADOS:

PROXIMA JORNADA

PRIMERA ANDALUZA.

NUESTRA HISTORIA.